Gestación subrogada y Hepatitis

Hepatitis en Gestación subrogada

A lo largo de estos años hemos podido atender a diversos matrimonios cuyo problema de fertilidad femenina iba acompañado a una enfermedad de transmisión sexual como la Hepatitis en el hombre. La pregunta es si esta clase de pacientes pueden acudir a realizar un proceso de gestación subrogada en el extranjero. La respuesta es SÍ.

¿Qué es la Hepatitis?

La hepatitis es un un tipo de enfermedad inflamatoria que afecta al hígado. Si este tipo de inflamación ha aparecido recientemente se considera una hepatitis aguda, y en caso de tener una duración mayor a seis meses se considera una hepatitis crónica. La hepatitis puede transmitirse a través de la sangre, por contagio sexual y de forma vertical, esto es, de madre a hijo.

La hepatitis en un proceso de fecundación in-vitro.

Si deseamos evitar que la hepatitis pueda transmitirse del hombre a la mujer y al feto, disponemos de dos alternativas:

A través de un lavado se semen:

El lavado de semen parte de la base de que estos virus forman parte del fluido seminal y no del espermatozoide en sí mismo. Por tanto, esta técnica parte de la exclusiva utilización de los espermatozoides en la fecundación, excluyendo el resto de los componentes (plasma y otras células), y por tanto minimizando el riesgo de transmisión de la enfermedad.

Vacunar a la gestante contra la Hepatitis:

La otra opción se encuentra en vacunar a la gestante hasta que las mujer disponga de los anticuerpos necesarios para combatir al virus. Por lo general, serán necesarias unas 6 vacunas (una vacuna al mes) para garantizar la inmunidad contra el virus.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.